Vinos solidarios

By 28 enero, 2014Desván

Pocas bebidas hay que resulten más sociales que el vino. De ahí que sepa mucho mejor cuando se disfruta en buena compañía. Abrir una botella de vino es sinónimo de ofrecer, de dar, de compartir. Debería ser por tanto normal que, muchos de quienes elaboran vino, mostrasen un claro altruismo, una generosa vocación por cooperar y ayudar, firmemente contagiada por el vino. Y es precisamente esta faceta a la que quiero dar su merecido reconocimiento con estas líneas. Un espacio abierto, para que todos deis a conocer aquellos ejemplos que sepáis y que, disculpadme de antemano, no hayan tenido cabida aquí.

Antes de proseguir, comentar lo bueno y lo malo. El porcentaje de bodegas comprometidas con el tercer sector sigue siendo mínimo y, de las que muestran su lado solidario, pocas son las que tienen una estrategia definida de RSC, ya no digamos de Economía Social. De todo hay en la viña del Señor y así, encontramos elaboradores que colaboran de forma puntual, junto con otras que realmente renuevan su compromiso con los más necesitados año tras año. Algunas donan todos los ingresos obtenidos con la venta de alguno de sus vinos, otras, en cambio, sólo los beneficios, también las hay que ceden un porcentaje y las que no explican qué o cuánto donan. En cualquier caso, tampoco queremos desalentar al resto y, menos aún, a las aquí citadas. Confiemos, eso sí, en que muchas, muchísimas más, se vayan sumando.

Vinos generosos (y esta vez no nos referimos al jerez)

Manos con un sarmiento

Fotografía de la web de L’Olivera

Para que comprobéis que no se trata de una moda, ni de una tendencia actual, citaremos tres de los más históricos y meritorios proyectos que vinculan el mundo del vino con el de la generosidad hacia los más necesitados. Aunque para eso, ya os aviso, tengamos que retrotraernos… ¡a la Edad Media!

Por un lado el famoso Hospices de Beaune. Creado en 1443, en Borgoña. Pese a que las antiguas instalaciones han quedado como museo, la actividad para la que se fundó sigue en marcha en otros edificios más modernos. Desde sus inicios, como forma de autofinanciación, fue acumulando viñedos, donados por particulares, en algunas de las mejores parcelas tanto en la Côte de Beaune, como en la Côte de Nuits. Parte fundamental de su renombre viene de la famosa subasta con fines solidarios, de sus vinos, que se celebra desde 1851.

En Alemania encontramos los otros dos casos, más concretamente en la región vinícola de Franconia. En 1334 se plantaron los primeros viñedos para el autoconsumo del hogar para ancianos Bürgerspital, pero pronto el vino dio para financiar otros proyectos de beneficencia. Hoy en día sigue desempeñando su labor y acoge a 750 ancianos. Sus 120 hectáreas de viñedo le convierten en uno de los más grandes y reputados de Alemania. Surgido un par siglos después, en 1576, el Juliusspital, al igual que los ya mencionados, sigue funcionando como hospital, y también su fama le viene gracias a sus 177 hectáreas de viñedo, lo que hace de él el segundo en extensión de toda Alemania y le sitúa como primer productor individual del país.

Muchísimo más reciente es la Grape Foundation. Una asociación de ayuda a los niños más necesitados gracias al apoyo del mundo del vino. Para lograr su misión, reciben grandes regalos, además de vino, de parte de diferentes agentes del sector, todo lo cual es subastado para conseguir financiación con la que llevar a cabo su labor social.

Diez vinos 10

Personas trabajando en una mesa de selección

Imagen tomada de la web de Gallinas y Focas

De vuelta a España, de uno de estos proyectos, que tan bien ensamblan el mundo del vino con el de la solidaridad, ya dimos cuenta aquí en su día, pero tanto me gusta, que no he podido, ni querido, dejar de citarlos. Se trata de la bodega mallorquina 4 kilos y su vino gallinas y focas, cuyo nombre y etiqueta corre a cargo de los miembros de la asociación amadip.esment, entidad que trabaja por y para personas con discapacidad intelectual y quienes reciben la recaudación obtenida por la venta de este vino, sólo ya por eso, merecería que os hicieseis con alguna botella, pero además, no tengo ningún reparo en admitir que se trata de uno de mis vinos favoritos.

En Valencia, Bodegas Murviedro, elabora dos vinos bajo el sello de Expresión Solidarity Cuvée, un tinto de la DO Valencia, 55% monastrell y 45% garnacha y un cava brut nature, 100% chardonnay. Por cada botella vendida la bodega entregará un euro a la Federación Española de Enfermedades Raras (FEDER).

Diecinueve by Aliana es el nombre de este crianza de Bodegas Ruberte, solidario con las mujeres diagnosticadas de cáncer de mama o genital. Su nombre es un homenaje al 19 de octubre, Día Internacional del Cáncer de Mama. Monovarietal de garnacha, la bodega zaragozana dedica el beneficio íntegro de la venta de este producto a la asociación Amac-Gema.

Sin movernos de esta Comunidad Autónoma, reseñamos a la bodega Corona de Aragón, en cuya página web destaca un apartado dedicado a la Responsabilidad Social. En el mismo se da a conocer el convenio de colaboración que mantienen con Down Zaragoza para apoyar sus programas de Formación Profesional adaptada. Además, tiene otro proyecto conjunto denominado “Vino Solidario”, en el que todos los beneficios de su venta se destinan a distintos programas de la fundación.

Bodegas Ribera del Ornia (DO Tierra de León), a través de su vino Alois, nombre de pila del descubridor del alzheimer, rinde un homenaje a todos los que luchan por paliar esta enfermedad y destina a este colectivo los beneficios obtenidos por la venta de este prieto picudo, a través de la Asociación de Familiares de enfermos de Alzheimer de La Bañeza y comarca.

También en León, pero dentro de la DO Bierzo, hallamos la bodega Menthia, nombre que también recibe su vino, que además es solidario. Un 10% de los beneficios anuales obtenidos con su venta, van destinados a la Federación Española de Fibrosis Quística.

En la Ribera del Duero, Bodegas Emilio Moro decidió involucrarse, hace ya seis años, en la creación de una fundación con la que colaborar con el Programa para el Desarrollo de las Naciones Unidas, trabajando especialmente en el abastecimiento de agua en las zonas de mayor carestía. Para lograr fondos sacan al mercado unas mil botellas de su vino Emilio Moro Clon de la Familia.

Dibujo de varias botellas de Remírez de Ganuza

Imagen tomada de la web de Down Madrid

Para los próximos ejemplos nos desplazamos hasta la DOca. Rioja, modelo a imitar, en muchas ocasiones, sus bodegas vuelven aquí a predicar bien, como en el caso de Remírez de Ganuza y su vino María, homenaje a la hija fallecida de Fernando Remírez de Ganuza y que, además de dar nombre al vino, se lo da también a su fundación. La facturación neta de su última añada, 2005, será para la Fundación Síndrome de Down de Madrid, lo que supondrá unos 120.000 euros donados.

Hasta ahora he mostrado organizaciones centenarias, algunas con casi 700 años de historia, y otras más modernas, de estas últimas, centrados ya en la labor benéfica que realizan, las hay que renuevan su compromiso siempre con la misma institución sin ánimo de lucro, y quienes cada año apuestan por ayudar a otras distintas. Pero este caso que ahora les mostramos es un poco diferente por varios motivos. Bodegas Muga sí que tiene un acuerdo con una ONG, la Fundación Cuentasueños, pero ésta cada año les ofrece llevar a cabo un proyecto distinto de ayuda al desarrollo, al hacer de intermediaria ante otra ONG que lo desarrolla en el país elegido. Para ello crearon “El club de los 300”, quienes se adhieren al mismo adquieren seis botellas de un vino especial, con cuya venta se consiguen metas como la alcanzada con la campaña “vino por agua”, al lograr que 6.500 personas de Adís Abeba (Etiopía) tengan acceso al agua potable. Ese vino era Flor Nueva (traducción de Adís Abeba), el actual lleva el nombre de Haití, y gracias a su venta se logrará becar a 120 jóvenes haitianos en sus estudios de secundaria. Muga también ha conseguido contagiar su compromiso a otras empresas proveedoras, así por ejemplo Seur se encarga de los envíos, Estucherías Vargas del embalaje, Cork Supply cede los corchos e Industrias Gráficas Marcal de la impresión de las etiquetas.

Juan Muga durante su visita a Haití

Juan Muga durante su visita a Haití

También en la DOca. Rioja, damos con el proyecto de Bodegas Luis Alegre, que destina una edición especial de uno de sus mejores vinos, el Gran Vino de Guarda Pontac, “para colaborar con la asociación BAAS Galgo, una entidad sin ánimo de lucro que lucha contra el abandono y el maltrato que sufren los perros galgo”. La parte que donan a esta entidad, representa al 20% del total facturado con la venta de un vino procedente de viñedos de unos 80 años.

No quiero cerrar este listado de ejemplos encomiables sin citar a L’Olivera, una cooperativa social ilerdense elaboradora de vinos y aceite. Además de la integración laboral que supone para personas con discapacidad intelectual, disponen de un servicio de terapia ocupacional, además de con un hogar-residencia. Por si todo esto fuera poco, crearon una fundación mediante la que promover nuevas iniciativas para la integración social y laboral de personas con discapacidad, o en riesgo de exclusión social, en el mundo rural.

Aprovecho este post para hablaros de mi otro trabajo, el que desarrollo en Proyecto DONO, dotando al tercer sector de las más modernas tecnologías, gracias a la donación de algunas de las principales empresas del mundo, para que puedan desarrollar su labor de la manera más eficiente posible y sin que tengan que destinar una parte importante de sus siempre escasos recursos económicos. Por eso he podido conocer a la mayoría de ONG beneficiarias del compromiso de estas bodegas, por eso os puedo decir que toda ayuda es poca, por eso os ruego que nos ayudéis. Comprad estos vinos, disfrutadlos y dadlos a conocer.

Para terminar, sólo puedo dar las gracias a las entidades sin ánimo de lucro por estar ahí y por llegar donde nadie más llega. Gracias a las bodegas y elaboradores por su compromiso, con ellas, con la sociedad, con el mundo. Y gracias, muy especialmente, a ti, por leer hasta aquí y porque si al final adquieres alguna de estas botellas, podrás hacerle un regalo muy sentido a alguien querido, pero también te lo harás a ti, nos lo harás a todos.

¿Dónde encontrar estos vinos solidarios?

Vuestras aportaciones

16 Comentarios

  • Tao dice:

    Había un proyecto llamado Respira, organizado por Adhocq Vins con vino de Rafa Bernabé cuyos beneficios iban a la lucha contra la fibrosis quística. Este año sacarán la segunda añada del proyecto.

    • Lorenzo Alconero dice:

      Hola Tao, muchas gracias por el chivatazo, a ver si consigo que Rafa o Antonio nos den más información. Por desgracia, la página web que crearon para el proyecto no parece funcionar. Así que, de momento, los he incluido en el artículo, con el enlace a la noticia publicada en la web de la Associació Catalana de Fibrosi Quística. Un abrazo.

  • Carlos.M.I dice:

    Tao, gracias por tu comentario. Tomamos buena nota.

  • Nico dice:

    Con vuestro permiso añado los vinos Urpina de la Asociación Ampans. Trabajan con personas que tinen alguna discapacidad intelectual, favoreciendo su integración social y laboral a través del trabajo en el viñedo que da como resultado dos vinos, el «U d’Urpina» y el «3 Nits d’Urpina» (DO Pla de Bages)

    Os dejo enlace a su web:
    http://www.ampans.cat/es/urpina

    Saludos y felicidades por el post.

    • Lorenzo Alconero dice:

      Hola Nico.

      ¿Te puedes creer que llevo colaborando con la gente de AMPANS desde finales de 2008 y… me entero ahora de esto? ¡Imperdonable! Supongo que por vergüenza o yo que sé por qué, no suelo mezclar trabajos, así que esta es la primera vez, que muchas ONG se enterarán de mi pasión por el mundo del vino y viceversa.

      Te digo como a Tao, ya los hemos subido al artículo, ahora sólo nos queda añadirlos a nuestra cesta de la compra.

      Muchísimas gracias por pasarte por aquí y muy especialmente por tu aportación.

      Un saludo.

      • Nico dice:

        Yo trabajo en el Tercer Sector y no conocia el Proyecto Dono, el vino ha facilitado el descubrimiento. El vino…

        • Lorenzo Alconero dice:

          Vaya Nico, va a resultar que llevamos vidas paralelas 😉

          El vino, en sí mismo, es un descubrimiento constante, uno nunca deja de aprender y de sorprenderse.

          Un abrazo.

  • MCarmen G. Galott dice:

    Casi me emocionas, Lorenzo. Gran post, y grande la labor de estas bodegas. Y sobre todo la del tercer sector.

    • Lorenzo Alconero dice:

      Buenas MCarmen.

      ¿Casi te emociono? Pues espera a probar estos vinos y a descubrir las historias personales que esconden. Estos vinos reconfortan cuerpo y alma.

      Gracias por el comentario, casi me emocionas tú a mí 🙂

      Un saludo.

  • Lourdes dice:

    Bodegas Perica, en San Asensio, lleva año y medio elaborando «Sonrisa de Diana», cuyo dinero recaudado va destinado a la financiación del Estudio-Proyecto contra el «Melanoma Maligno», que está desarrollando el CIBIR (Centro de Investigación Biomedica de la rioja) junto con la Universidad Carlos II de Madrid.

    • Lorenzo Alconero dice:

      ¡Estupendo Lourdes! De eso se trataba, de que construyésemos este artículo entre todos.

      Ya hemos subido el enlace al texto del post y aunque ahí se puede encontrar información sobre el vino y el Estudio-Proyecto que se quiere financiar, si surgen muchos más vinos solidarios, que espero que sí, estaré encantado de escribir la continuación de este «Vinos Solidarios», para ahondar más en el tema. Aunque se diga que segundas partes nunca fueron buenas, en esta ocasión seguro que sí lo sería.

      Muchísimas gracias por tu valiosa aportación.

      Un saludo.

  • Mónica dice:

    Me ha encantado el artículo y conocer las bodegas que ayudan destinando fondos de la venta de sus vinos a asociaciones, federaciones y fundaciones que ayudan a los más necesitados. Ahora me apunto estos vinos para buscarlos y poder comprar alguno de ellos. A ver si como dices se van añadiendo más bodegas en este compromiso solidario. ¡Seguro que este artículo contribuirá a ello!

    Un saludo,

    • Lorenzo Alconero dice:

      ¡Muchísimas gracias Mónica!

      Me alegra saber que, al menos en tu caso, el post ha logrado su objetivo, dar a conocer estos proyectos y despertar el interés por estos vinos solidarios.

      Esperamos verte más veces por aquí, en la Enoarquía.

      Un saludo.

  • Hola 🙂

    Interesante post, no conocía todos los que comentáis 🙂 En Cariñena, como bien indicáis , Grandes Vinos colabora con la fundación down con un vino que además de rico se presenta en una botella con un diseño muy divertido, estilo comic.

    Saludos y brindis desde Cariñena,

    iván

  • Lorenzo Alconero dice:

    Hola Iván.

    Gracias por pasarte por aquí.

    Todavía seguimos descubriendo nuevos proyectos solidarios relacionados con el vino. Si conoces alguno más de la D.O. Cariñena o de cualquier otra parte, por favor no dudes en compartirlo con nosotros.

    Un saludo y que el brindis lo hagamos con un buen vino de tu zona.

    • Hola Lorenzo 🙂

      Gracias a vosotr@s por publicar post tan interesantes 🙂

      De momento no conozco ninguno más, pero si me entero de alguno desde luego que os lo pasaré.

      Estáis invitados a pasar por Cariñena, venid un finde y organizaremos buenas catas y visitas a bodegas 🙂

      Un saludo,

      iván

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad