Palos Cortados de referencia

By 21 julio, 2015Cata2, Jerez

En esta crónica sobre grandes palos cortados, no encontrarán referencias al misterio, ni a su embrujo, ni al duende. No les explicaremos el motivo de su nombre. Ni tomaremos partido sobre si nacen o se hacen. Aquí, simplemente, les presentamos algunos de sus mejores exponentes. Pasen y lean, pero sobre todo pasen y beban.

Antes de entrar en faena, permítanme un inciso, palos cortados hay tantos como soleras, así que intentaremos fijarnos en sus sensaciones en común, en busca de un estilo definido donde agruparlos.

¿He leído sensaciones? Pues sí, bien podría no complicarme y centrarme en los viñedos, la clasificación de pagos jerezanos no es algo nuevo, no se crean; o unificarlos por la localización de las bodegas, Jerez, Sanlúcar…; o por edades medias de crianza, VOS, VORS… Pero no, cuando se trata de palos cortados, al menos a un servidor, nada de eso le sirve de mucho. Así que les hablaremos de estilos en común.

Entre paréntesis y junto al nombre del vino figura el orden en el que fueron servidos.

Vinos intensos con ataques dulces que se van disipando en su complejidad

  • Palo Cortado Obispo Gascón – Bodegas Barbadillo (1)
    De color ambarino (la mayoría lo son, así que sólo me centraré en aquellos de color diferente). En nariz destacan muy de primeras los aromas amielados, para poco a poco dejar paso a especias orientales, curry.
  • Palo Cortado Gutiérrez Colosía Viejísimo – Gutiérrez Colosía (3)
    Surgen aquí también ciertos toques dulces, pero que, en este particular, y más en boca, van hacia caramelo Solano. Como sostiene el maestro Barquín “las dos almas del Palo Cortado (la del Amontillado y la del Oloroso) pugnan por imponerse la una a la otra”.

Color en la copa de varios palos cortados

La peculiaridad de lo no común

  • Palo Cortado Colección Roberto Amillo VORS – Espíritus de Jerez (4)
    Llamativo en nariz, rompe con lo anterior. Mucho más salino y punzante. Pimienta molida, especias. En boca es también más lineal y afilado. Ya de primeras busca la diferenciación a través de su peculiar botella, más cercana al frasco de colonia.
  • Palo Cortado Viejísimo Bota Punta nº 48 – La Bota de… (Equipo Navazos) (5)
    El color es extraño, más oscuro, tiende al caoba. La nariz… ¿Pero qué es esto? ¿Han visitado alguna vez una almazara, digamos que nada limpia? Pues eso, aceitunas machacadas y olvidadas por ahí. Por fortuna, con el paso del tiempo, el tufo va desapareciendo. En boca va a vaivenes, de la pleamar de matices y complejidad, reminiscencias de naranja sevillana, a la resaca de la bajada, que deja posos amargos de café molido.
Izquierda - Color en la copa del Palo Cortado Viejísimo Bota Punta nº 48  – La Bota de… Derecha - Color en copa del Palo Cortado Colección Roberto Amillo  VORS – Espíritus de Jerez (4)

Izquierda – Color en la copa del Palo Cortado Viejísimo Bota Punta nº 48 – La Bota de…
Derecha – Color en copa del Palo Cortado Colección Roberto Amillo VORS – Espíritus de Jerez (4)

Rozar la perfección

  • Palo Cortado Tradición VORS 30 años – Bodegas Tradición (2)
    Nada despunta, ¿callado? ¡No! Todo lo contrario, pero lo que llama poderosamente la atención es su homogeneidad, una perfecta redondez que continúa luego en boca. Sándalo. Recuerdos a iglesia vieja, aromas a incienso, a retablo cuya policromía perdida uno puede aventurar en los mil matices que ofrece en nariz este vino. Trabajo fino de ebanistería, como de una preciosa sillería del coro de una catedral, hoy silenciosa, al contrario que este palo cortado que no para de contarnos tantas cosas. El equilibrio hecho vino.
  • Palo Cortado Cardenal VORS – Bodegas Valdespino (6)
    Aromas similares al de Tradición, con mayor presencia de toques yodados. Redondo, gordura en boca. Especias por doquier, salino. ¡Pletórico! Llega hasta donde el palo cortado de Tradición alcanza las cotas más altas entre los de su género, pero va un punto más allá, para vislumbrar un oloroso en el horizonte. Debatan ustedes si se pasa de frenada, o si le sobra un regate, nosotros seguiremos embelesados mucho tiempo después de que ya no quede en la copa más que su recuerdo imborrable.

Pese a las licencias poéticas, muy cursis y pedantes, vertidas en estos dos últimos vinos, he de decir en mi defensa que me quedo corto, pues torpemente y casi de paso, transcriben por encima algunas de las sensaciones que ofrecen ambos palos cortados. Para mí, un escalón por encima del resto, situados entre los más grandes, al menos en esta cata ofrecida bajo el buen hacer de la Enoteca Barolo.

Color en copa del Palo Cortado Tradición VORS 30 años – Bodegas Tradición

Notas del autor:

  • Para un mayor y didáctico acercamiento a los vinos de Jerez en general, no se pierdan el siguiente artículo.
  • Si quieren ahondar un poco más en la vejez de estos vinos, modestamente les invito a leer sobre ello.

Comenta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Centro de preferencias de privacidad